¿De verdad nuestros alumnos no tienen intereses?

 Mar
Se acercó y le susurró al oído que si tenía que perderse en el mar sería con ella.


Procedencia: Stars above you

Algún día lo haría, le dijo. 
Solo con ella y por ella.


     Hace semanas que quería escribir esta entrada (ya lo decía en la última), pero nunca tenía tiempo (afortunadamente aún me falta). Y quiere esta ser una entrada positiva, de reivindicación, de ver el vaso medio lleno y de buen rollo dedicada a aquellos docentes (creo que todos) que algún día salimos de nuestros centros con la moral baja. Resulta que oigo cientos de veces durante cada curso quejas sobre la falta de interés de nuestros estudiantes, sobre su falta de esfuerzo, sobre su pasotismo. Pero quizá sus verdaderos intereses estén más ocultos, quizá no los sepamos ver o quizá el sistema, incluso, hace se sientan como Fito. Sí, quizá una parte de nuestro jóvenes merezcan nuestros reproches pero, de vez en cuando, centremos la mirada en esa otra parte que merecen nuestros elogios, aunque sea minoría (que no lo sé).
     Me gustaría hacer una reivindicación de nuestros jóvenes con ejemplos palpables y, de paso, reivindicar también otra de las bondades de las nuevas tecnologías, que son un medio estupendo para hacer público lo que a veces nos cuesta dar a conocer en privado, para explotar un talento que, por diversas causas, no sale a la luz en nuestro entorno o, simplemente, para ser el altavoz de lo que llevamos dentro. Pues esto precisamente es lo han hecho un grupo significativo de alumnos (algunos ya exalumnos) de mi centro actual, el IES Menéndez Pidal de Avilés. Mi compañera Dinora, a través de su blog, ha ido recogiendo muchos de estos sitios de sus alumnos.
     A continuación, una muestra. Haciendo un recorrido por estos sitios, podemos visitar espacios intimistas en los que domina la reflexión personal literaria como Cande s. m. o Cucuruchos. El blog de Carla Abejón (Perdida entre zapatos y complementos), podría ser perfectamente un referente de la moda juvenil. Otros blogs incluyen creaciones artísticas propias como el espacio de Samuel Armas, estudiante de arte; la pasión de Rubén (alumno mío este año) es la historia y lo refleja en su blog In situ. Y aún hay más que podéis consultar en el blog de mi compi.
     Y aún hay más. En el poco tiempo que llevo en el centro, he tenido la suerte de descubrir la pasión bloggera de varias de mis alumnas de segundo y tercer curso. Y es que se ha puesto de moda la escritura de blog-novelas. La pasión por la lectura de obras de sus autores favoritos (Federico Moccia, Francisco de Paula, Albert Espinosa, Javier Ruescas, Stephanie Meyer...) ha despertado también su pasión por escribir. El blog de Aida, de 2º de ESO, ya cuenta con seis capítulos de su novela Empecemos con un para siempre; Sara, de 3º de ESO ha escrito ya ocho capítulos de Te necesito a mi lado y tiene incluso un tráiler oficial. Catherine se ha quedado con ganas de más en la historia de Bella y Edward y se ha propuesto escribir una continuación. Os invito a que paseéis por sus páginas.
     Por último, no quería pasar por alto dos blogs de dos artistas en ciernes que, aunque no son alumnos del centro, merecen ser destacados por jóvenes y por artistas. Un artista del cómic como Héler Hélas, y un sitio en el que la fotografía y la poesía son protagonistas, Stars above you (de aquí he tomado la imagen que encabeza este post). Merece mucho la pena pasearse por sus imágenes y la poesía que las acompaña.
     Todos ellos y seguro que muchos más son una brizna de fresco optimismo que refuerzan la confianza en mis alumnos en particular (aunque a veces me saquen de quicio) y de los jóvenes en general.


spacer